17 may. 2012

Las redes sociales como entrenamiento emocional para la formación de equipos

Se habla mucho de Facebook y de las redes sociales diciendo que nos aíslan, que potencian el ego, el narcisimo y el autismo, que están incluso modificando nuestro cerebro para mal, que las sinapsis neuronales se resienten, que los resortes de la cognición se dañan, etc. No echéis de menos las referencias y los hiperenlaces, porque estáis como yo cansados de leer esto expresado en mil modos y por mil canales: blogs, prensa seria, prensa científica, prensa rosa y de otros colores, charlas de bar, de pasillo, de aula, de sala de profesores y de sala de espera, sesudas conferencias, atestados y aterradores pobrespoing...


Sin embargo yo voy a romper una lanza por Facebook y las demás (que por supuesto ni necesitan de mi ayuda ni les importa, pues cuentan, como todos sabemos, con gente de peso que canta sus virtudes, dando contra punto por punto a todo lo que dicen sus detractores). Mi lanza es quizás un poco distinta, pues mis argumentos son de poco peso y de hipótesis que no me apetece tampoco contrastar.

Creo sinceramente que los Me gusta de Facebook, los +1 de Google, los favoritos de Twitter, etc. cumplen una función social y educativa de primer orden que es de perentoria necesidad en el mundo de la docencia (y, en concreto, de los equipos docentes): generan lazos, cohesionan grupos, fortalecen interrelaciones, ayudan a la exteriorización de las emociones y a eliminar los falsos pudores que tantas veces dificultan las relaciones sociales. Son enriquecedores, humildificantes y modestizadores, y nada en absoluto narcisitas o egocéntricos. En fin, que antes de dar un título de profesor, convendría hacer un "stage" obligatorio y eliminatorio en una red social: esto sin duda redundaría en beneficio de los equipos docentes del futuro, en su cohesión, capacidad de comunicación e intercambio, trabajo compartido, capacidad de negociación, exteriorización de las emociones, verbalización de las opiniones, refuerzo positivo y capacidad de asumir mejoras, comentarios y aportaciones de los otros, etc.

O sea, que no le veo más que ventajas para las salas de profesores.


11 may. 2012

Una pregunta para evaluar tu capacidad para la enseñanza del español

"Juan es el más listo, el más tonto es Paco" contiene una
  • a. comparacion 
  • b. metafora 
  • c. quiasmo 
  • d. metonimia 
  • e. antifrasis 
Esta es una pregunta auténtica sacada de una Prueba de "abilitazione", capacitación, para la docencia de español.

7 may. 2012

Retórica italiana DOCyG

La capacidad retórica de los italianos nunca dejará de sorprenderme. Más allá de la inflación lingüística (a nuestros pudorosos oídos mesetarios) de palabras como "bellezza" o "amore" en el uso cotidiano, esa capacidad retórica se ve sobre todo en la capacidad para ponerle nombre a ciertas cosas: unos nombres rápidos, evidentes, inesperados como cuando te adelantan por la derecha o la moto se te cuela delante: "citofono" al portero automático, "telefonino" al móvil... Pero donde mejor se ve esta capacidad de nombrar es en los nombres que inventan para los partidos políticos: no importa la ideología, en todo el arco se ven partidos "poéticos", y ya desde hace mucho tiempo; más o menos desde que Don Camillo (comparemos la saga de Don Camilo con nuestro lúgubre Marcelino, pan y vino) empezó a ser más folklore que sátira. Un repaso al vuelo: La Margherita, L'Ulivo, como tributo a la naturaleza y al mundo vegetal. Forza Italia, genial creación de Berlusconi para aprovechar para bien del populismo el tirón del tifoso. Otro filón ya pasado de moda: las grandes palabras: Italia dei Valori, Popolo della Libertà, Futuro e Libertà, y lo último, el grillista y antipolítico partido Movimento 5 Stelle ("acqua pubblica, trasporti, sviluppo, connettività e ambiente", aunque ahora las estrellas se multiplican), que inaugura posiblemente el fértil campo de la Cosmología para el bautismo de las nuevas formaciones políticas: imagínense lo que pueden dar de sí nombres como Sol, Luna, Cielo, Big-bang, Constelación, Supernova, por no decir Agujero Negro, Planeta Enano, o Meteorito (me tengo que reír, porque mi hija confundía esta palabra con meteorismo: cuando la pediatra le explicó lo que le pasaba, ella resumía diciendo que tenía meteoritos, lo que nos está dando para reír un rato).
En fin, que en Naming -una de las profesiones que me gustaría practicar, porque creo que no lo haría mal del todo, aun sin llegar a las cotas italianas- los políticos y antipolíticos italianos no tienen rival.
Sólo sus dignos herederos los argentinos, campeones también de la retórica, se les pueden aproximar.


__
DOCyG: Denominazione di origine controllata e garantita