15 dic. 2010

el librillo

El librillo se editó en Aquel Entonces, en la Edad de Oro. El librillo es esencial, es resolutivo, es infalible. El librillo no se modifica, porque básicamente es inmanente y necesario, simplemente porque es útil. El librillo es intransferible, y sólo se conecta con otros librillos, igual de inmanentes e intransferibles, y de la misma época. El librillo es eterno y su voluntad es la permanencia, siempre igual a sí mismo. El librillo es impermeable, pues sólo otro librillo lo podría transformar; pero otro librillo es imposible, pues sería otro y no el librillo. El librillo está programado para despreciar con desdén y total ignorancia cualquier matiz, cualquier cambio, siempre percibido como amenaza.

13 dic. 2010

Una metáfora

Hoy mis compas, para demostrarme que las cosas funcionan a pesar de todo, me han puesto una metáfora muy significativa: en cierto modo soy como el que va a una casa extraña y tira de la cadena y no le funciona, porque la cadena tiene un truquillo que todos los de la casa conocen. De modo que en lugar de tratar de cambiar la cadena, lo que debo es aprender a tirar.
Como las buenas metáforas, es profundamente verdad pero tiene muchas lecturas: ¿cuál harías tú en mi lugar?